El cartel es a la pared, lo que el corazón al movimiento.

Isidro Ferrer, España.