El afiche es una ventana prodigiosa. Un puño en alto ante los ojos. Y sobre todas las cosas es una oportunidad de mejorar algo: una idea, un hábito, una acción, una inacción, un pequeño pedazo de mundo.

Coco Cerrella, Argentina